Por   -  
07 de diciembre de 2011
0
Comentarios

¿Influye la conversación online en la reputación del Madrid y del Barça?

Esa creo que es la pregunta. Estaría mal formulada si se preguntara por la llamada “reputación online”. No existe un prestigio exclusivo en Internet. Después de haber trabajado a lo largo de los últimos cuatro años en proyectos que implicaban desentrañar esa cuestión, en nuestro equipo de comunicación online hemos convenido que en la Red lo que confluyen son ciertas fuentes que condicionan la imagen pública de los equipos. Y que ésta reside en la cabeza de los integrantes de las comunidades que interesan tanto al Madrid como al Barça.

Convencidos de ello, nos hemos puesto manos a la obra lanzando junto al Diario Marca una nueva edición de nuestro termómetro del Clásico. Durante la semana del partido desplegamos nuestra metodología para analizar los diálogos, informaciones, publicaciones y material multimedia que se van a producir en Internet acerca del partido. Lo hacemos teniendo en cuenta que no solo los clubes contienden, también lo hacen los jugadores y los dos entrenadores.

Las expresiones que se vierten en la Web muestran los estados de ánimo de partidarios y detractores. Presentan los temas que les preocupan y la forma qué tienen de considerar cada uno ellos. Es una gran base de datos caótica que estudiada puede poner de manifiesto tendencias en las opinión que afectan a la reputación a medio plazo de los protagonistas. El valor del buen nombre quizás no se traduzca en la victoria deportiva pero sí en la social. Ambas organizaciones son conscientes de que buena parte de sus negocios están ligados de una u otra forma a sus marcas corporativas, comerciales y personales.

Ahora, claro, la experiencia directa es la que más influye en nuestro imaginario. Ya pueden los seguidores y el equipo lanzar la campaña que quieran en las redes sociales. Los trofeos y campeonatos ganados son los que rematan la jugada. Cada vez que estudiamos la reputación de uno de nuestros clientes tratamos de averiguar, sobre todo, cómo se comportan estas palancas y en qué medida se reparten los pesos a la hora de construir una imagen. No lo hacen siempre de la misma forma. La proporción entre la experiencia directa y los distintos canales de la indirecta cambian.

Por lo tanto, la respuesta a la pregunta es que, en efecto, la conversación online influye relativamente en la reputación. Con eso en la cabeza, estaremos atentos a las redes para saber en el caso del clásico qué tendencias se imponen e informaremos de todo ello en la edición diaria de Marca.

Gane quien gane, tendremos una nueva oportunidad de lujo para seguir profundizando en esta ciencia “no exacta” (¿hay alguna que lo sea de verdad?).

Adolfo Corujo, Socio y Director Senior de Comunicación Online de LLORENTE & CUENCA

Adolfo Corujo

Acerca de Adolfo Corujo

Adolfo Corujo es Socio y Director General Corporativo de Talento, Organización e Innovación en LLORENTE & CUENCA. Se define como un apasionado de la virtualización de todo lo que sucede en las empresas desde que éstas se forman. Es experto en la gestión de la reputación a través de Internet y, en sus veinte años de trayectoria profesional, ha colaborado en el diseño y ejecución de proyectos tanto para la construcción como para la defensa o promoción de la identidad digital de distintas multinacionales en España y Latinoamérica entre las que destacan Telefónica, Repsol, La Caixa, Coca Cola, Banco de Crédito del Perú, Prisa Radio, Turismo de Quito, Barrick o la Organización Cisneros.
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *