Por   -  
21 de junio de 2011
0
Comentarios

Victoria corporativa: El Tribunal Supremo de EE.UU da la razón a la corporación Wal-Mart frente a las trabajadoras

El Tribunal Supremo de EE.UU dio ayer la razón al gigante americano Wal-Mart, que se enfrentaba a una demanda colectiva por discriminación sexual, en un caso iniciado en 2001 por seis mujeres, que se hizo extensible a 1,6 millones de empleadas. El Alto Tribunal estadounidense considera ahora que no tiene cabida la demanda colectiva, sino que las afectadas deberían haber articulado sus pretensiones a través de otro cauce. A las trabajadoras les queda ahora la alternativa de luchar de forma individual contra Goliath. Según los magistrados, no ha quedado probada la discriminación en promociones, salarios y remuneraciones hacia las empleadas de la compañía. El Tribunal insiste en que las trabajadoras “no han presentado pruebas convincentes de que existan políticas discriminatorias”, si bien con respecto a este punto el Tribunal es unánime en algunos aspectos y con opiniones divergentes en otros. No sólo los medios de comunicación han estado pendientes de este caso que se había convertido en un símbolo en la lucha contra la discriminación sexual, sino que por razones obvias también lo han estado todas aquellas firmas que afrontan procesos de discriminación por razón de género a través de demandas colectivas. Este es el caso de Cigna, Goldman Sachs, Bayer AG, Toshiba o Costco. El fallo del Supremo de EE.UU tuvo además un impacto bursátil, y que de inmediato benefició a Wal-Mart con un aumento de la cotización de sus acciones en la bolsa de Nueva York. Sin lugar a dudas, ha sido un caso con reverberación tanto en los medios de EE.UU e internacionales, así como en el colectivo empresarial. De hecho, más de 20 compañías manifestaron ante el Supremo su respaldo a la posición de la cadena Wal-Mart. Entre otras, Intel, Bank of América, Microsoft, General Electric o Altria Group. Área de Comunicación y Litigios de LLORENTE & CUENCA

Acerca de Luis Miguel Peña

En su más de 12 años de experiencia en comunicación, ha colaborado en numerosos proyectos relacionados con la dimensión laboral de la reputación corporativa y ha trabajado en la comunicación de litigios relacionados con distintas ramas del derecho (civil, penal, mercantil, fiscal, etc.). Es licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Autónoma de Madrid y Diploma Internacional en Business Administration por la Universidad de California-Berkeley.
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *