Por   -  
22 de septiembre de 2014
0
Comentarios

José Antonio Llorente: “El nuevo paradigma implica gestionar la comunicación con un profundo sentido ético”

José Antonio Llorente ha participado en la sesión plenaria del Foro Mundial de la Comunicación titulada “Deconstruir la Comunicación”, en la que también ha intervenido Jovina Ang, Fundadora y Directora de Communicatio, y Exdirectora de Marketing y Comunicación de Microsoft Services en Asia.

Ha iniciado su discurso destacando que la gran recesión que se inició entre 2007 y 2008 conllevó otra crisis adicional, la de la comunicación, que se transmitió a los mercados y a los grupos de interés. En consecuencia, la sociedad occidental “ha adoptado comportamientos colectivos escépticos e, incluso, reactivos ante las noticias que transmiten las empresas, las organizaciones y otras entidades sociales”, ha señalado José Antonio.

Ante este nuevo panorama, considera que “el primer reto es el de restaurar la confianza y la fiabilidad ante un auditorio social receloso, precavido, mucho más exigente que hace unos años e inmensamente más autónomo en el manejo de sus fuentes de información”.

Así pues, ha determinado que el “profundo cambio del paradigma comunicacional” no consiste sólo en la irrupción masiva de las nuevas tecnologías y las redes sociales, sino en el trance en el que se han instalado los medios de comunicación convencionales: “Internet ha desestructurado el manejo de los límites de la información y los medios convencionales porque, en un severo y sostenido proceso de recesión de sus audiencias, difusiones e ingresos, están en pleno debate sobre su modelo editorial y de negocio”.

Jose_Antonio_Llorente_WPRF14

Notabilidad, reputación y sentido ético

“El nuevo paradigma que nos apela implica, sobre todo, que el valor añadido que la comunicación debe aportar no es sólo el de la notoriedad, sino el de la notabilidad, esto es, el de la buena percepción que se sustancia en la construcción de un renovado concepto de la reputación”, ha explicado José Antonio.

En consecuencia, “estamos emplazados a gestionar una comunicación con un profundo sentido ético. Y en este caso, el sentido ético se refiere a la transmisión de los hechos, de la realidad, en detrimento del slogan, la consigna o el eufemismo”.

Ante este nuevo paradigma de la comunicación hay tres aspectos fundamentales para José Antonio Llorente. El primero, ha explicado, consiste en la necesidad de que la gestión de la comunicación no se produzca a posteriori de los hechos, sino que los profesionales de la comunicación formen parte del proceso de toma de decisiones.

El segundo reside en la necesidad de que el relato comunicacional sea asumido como un imperativo de la gestión global y, por lo tanto, concite el compromiso interno de los mandatarios a todos los niveles.

El tercero se refiere al binomio ciudadanía-cercanía: “Las entidades empresariales más próximas a los ciudadanos son las que logran mayor credibilidad, más confianza y más empatía social. Es importante trabajar sobre el concepto de la cercanía virtual que es la que nos proporcionaría un buen manejo de la tecnología digital”, ha remarcado José Antonio.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *