Por   -  
15 de abril de 2013
0
Comentarios

José Antonio Llorente en La Hora de Maquiavelo: “ahora hay que escuchar, hablar y dialogar”

¿La reputación es el activo más valioso de las empresas? ¿Las empresas entienden el riesgo que tienen las redes sociales? ¿Ahora se habla de las empresas les guste o no? ¿Cómo pueden hacer las empresas para comunicarse con la sociedad?… Son algunas de las preguntas que Diego Dillenberger ha formulado a José Antonio Llorente en su programa La Hora de Maquiavelo, con motivo de su presencia en Argentina para la presentación del libro Reputación y Liderazgo.

Estos son algunos de los mensajes de José Antonio:

  • Tenemos 9 oficinas en 8 países latinoamericanos, pero aún hay mercados como el de Chile, Venezuela y Cuba en los que nos gustaría estar algún día.
  • Las empresas forman parte de nuestra sociedad y se relacionan con ella. Hoy en día el mundo de las redes sociales e internet ofrece vías de comunicación que no están mediatizadas, hay mecanismos para una relación directa con la sociedad.
  • El efecto multiplicador de la fuerza de comunicación de una organización es grande cuando se utiliza con inteligencia.
  • Hoy en día las redes sociales permiten que la forma de compartir multiplique su efecto.
  • Ya no estamos en la época de las frases felices y los eslóganes.
  • Lo verdaderamente importante no es cómo llamamos a las cosas sino cómo son las cosas de fondo y de verdad.
  • Las empresas tienen que sintonizar con el sentimiento y las aspiraciones de la gente cuando se quiere tener éxito en la comunicación.
  • Hay que hacer, decir y actuar de una manera organizada y sistemática.
  • Es vital entender que la comunicación es una carretera cuyo fin no alcanzamos a ver, no se consiguen efectos en la opinión pública sólo con la aparición inmediata o coyuntural sino con el medio y largo plazo.
  • La reputación se construye con tiempo, la confianza de la gente no se gana en minutos.
  • Las empresas necesitan tiempo para adaptarse a los cambios de la sociedad.
  • La gran capacidad de influencia que tienen las redes es que se constituyen alrededor de lazos de confianza.
  • El mundo ha cambiado en el sentido de que el ejercicio ya no es comunicar, ahora hay que escuchar, hablar y dialogar.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *