Por   -  
23 de octubre de 2012
0
Comentarios

Las transacciones en un contexto de incertidumbre

Como señala Susana Herrero –Directora de Comunicación Financiera de LLORENTE & CUENCA en España– en este artículo para Revista de Comunicación, “en los últimos años las transacciones han registrado un importante descenso por lo negativo de algunos indicadores y, por extensión de fenómenos asociados, como la carencia de financiación bancaria; el famoso “crédito” que no llega. Sin embargo, se han producido otros factores que invitaban a la existencia de transacciones desde un punto de vista objetivo. Un claro ejemplo son las compañías españolas cotizadas. Teniendo en cuenta sus precios de cotización, actualmente en valores muy atractivos, y en muchos casos, menos expuestas al riesgo doméstico y operando en sectores y economías en crecimiento, no hubiese sido descabellado prever la existencia de operaciones con el mercado español como “comprado” y no como comprador. Lo cierto es que esto no ha sucedido, y los factores subjetivos, con la incertidumbre a la cabeza, han tenido más peso que nunca”.

Cinco pistas para la actuación en comunicación:

  1. Entender. Siempre que valoramos las opciones condicionantes de una transacción, debemos entender qué peso tienen los factores “no convencionales”.
  2. Relacionarse. A menudo, las situaciones más críticas son consecuencia de ineficiencias en nuestra política de relaciones, tanto por ausencia de la misma, como de una excesiva carga.
  3. Escuchar. Monitorizar no significa sólo atender a las manifestaciones que se producen en entornos de opinión (digitales y convencionales).
  4. Conversar. Además de los ejercicios unidireccionales de comunicación – como la emisión de comunicados por parte de las empresas- con cada vez más frecuencia, asistimos al desuso de estas herramientas y a la preminencia de canales que permiten gestionar la conversación y controlar, en cierta manera, su desarrollo.
  5. Activos. El principal activo informativo de una compañía es su relato, su equity story reputacional.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *