Por   -  
19 de diciembre de 2012
0
Comentarios

Simbiosis entre mundo deportivo y empresa

Como señalan Adolfo Corujo –Socio y Director General Iberia de LLORENTE & CUENCA– y Amalio Moratalla –Socio y Director Senior de Deporte y Reputación Corporativa de la firma– en este artículo publicado por Revista de Comunicación, “aunque el deporte no tiene contraindicaciones, es cierto que puede conllevar ciertos riesgos que conviene asumir. Para minimizarlos es prudente conocer y respetar ciertas reglas básicas”.

Regla 1: El Deporte es una inversión de largo plazo
La regla más importante de todas es que uno tiene que acercarse al deporte con una intención de largo plazo. Hacerlo de forma coyuntural no compensa

Regla 2: Cada proyecto exige una respuesta a medida
No todos los deportes o los protagonistas sirven para cualquier proyecto.

Regla 3: Debe existir una proporción entre la popularidad de ambas marcas
Es preciso analizar con cuidado si el grado de reconocimiento público del ámbito del deporte con el que nos vamos a relacionar es proporcional a la presencia de nuestra compañía y creíble.

Regla 4: La inversión debe contemplar todos los conceptos
La inversión tiene que recoger partidas no sólo para nuestra vinculación directa, sino también para que dispongamos de recursos dirigidos a dar a conocer nuestra decisión a través del tiempo.

Este artículo es uno de los que componen el número 8 de la revista UNO del Centro de Ideas, Análisis y Tendencias de LLORENTE & CUENCA, d+i LLORENTE & CUENCA.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *