Por   -  
11 de marzo de 2011
0
Comentarios

Tomamos el pulso online a las organizaciones de servicios profesionales

En el Desayuno que se celebró este miércoles en la Escuela de Negocios de Garrigues, le tomamos el pulso al sector de la abogacía y de las organizaciones de servicios. Lo hicimos con una sala abarrotada de profesionales dispuestos a cuestionarse su día a día, marcado desde una lógica en la mayoría de los casos vertiginosa y con poco espacio para la reflexión; ya se sabe, las cosas importantes siempre sobrepasadas por las urgentes. Alguien podría decir que le tomamos el pulso online. En efecto, el título de la convocatoria mencionaba las palabras fetiche “Redes Sociales”. Sin embargo, la conversación que establecimos comenzó y terminó centrándose en la realidad de la gestión y las necesidades de adaptarla a las cosas que suceden en nuestro entorno. Internet está siendo una poderosa palanca para que las empresas se hagan las preguntas importantes: ¿a qué me dedico?, ¿cuál es el valor que aporto a mis clientes?, ¿qué me diferencia de mis competidores?, ¿es el mercado el que se mueve o soy yo? Entre otras, las respuestas a estas cuestiones pueden ayudar mucho al crecimiento y madurez de las organizaciones. Por eso, que Internet esté sirviendo de revulsivo, es un estímulo para reunirse con una audiencia tan cualificada como la que tuvimos en el Desayuno. Y claro, aprovechamos la ocasión para provocar. Algo que no suele fallar cuando de remover conciencias se trata. Para hacerlo utilizamos una presentación en la que recurrimos a exponer una situación de hechos consumados: señores la Red no es un sistema social alimentado por los adolescentes. Internet es un espacio que construye o destruye reputación al igual que lo hacen otros en los que las organizaciones se han acostumbrado a participar a diario. Miles de millones de internautas lo avalan a lo largo del mundo. Como diría el croupier en una mesa de ruleta, haber dedicado quince años a estudiar este fenómeno y dar pasos tímidos en aras de una pretendida cautela, no va más. No se necesita a mayores mucho experimento o piloto. Tanto las empresas como los profesionales deben reconocer que tienen un nuevo ámbito que incorporar a su gestión y eso significa analizar, planificar, programar, actuar y medir: destinar recursos y manejarlos para generar valor a la organización.

Después de la media hora de exposición, la respuesta no se hizo esperar -el debate posterior se prolongó durante una hora más-. En él intervinieron desde socios de despachos con rancio abolengo hasta las cabezas visibles de algunas instituciones, pasando por directores de comunicación de distintas compañías y profesionales independientes. Y las intervenciones fueron modelando el estado actual de la cosa. Parece que la enorme expansión que el sistema está alcanzando en los últimos meses, y sus largos aunque todavía débiles tentáculos, ha pillado por sorpresa a muchos. A todos aquellos que pensaron que a la Red le faltaban años de uso e implantación para hacerse mayor, sin ir más lejos. Cuando leo sobre la historia de la prensa, la radio o la televisión me encuentro con anécdotas que abundan en los mismos detalles. Me ha gustado leer, en la crónica del diario Negocio sobre el evento, esas palabras de inicio “Algunos abogados salieron ayer del Centro de Estudios Garrigues pálidos y con el rostro desencajado“. Bueno, pues a petición de los asistentes, hemos colgado la ppt en Slideshare.net. El debate sigue abierto.” Adolfo Corujo, Socio y Director Senior de Comunicación Online de LLORENTE & CUENCA

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *