Por   -  
30 de enero de 2019
0
Comentarios

Cuidar del employee experience, el mayor reto de futuro para las organizaciones

LLORENTE & CUENCA ha publicado el informe de Tendencias en Talent Engagement para 2019. El análisis, disponible para su descarga en la web de Desarrollando Ideas, recoge los principales cambios y tendencias que tienen un impacto directo sobre aspectos críticos en las compañías y sus negocios.

En un mercado laboral en el que sólo el 13 % de los trabajadores del mundo se siente comprometido con su empresa, según datos de Gallup, el talent engagement es más relevante que nunca. Las empresas necesitan crear y cuidar un vínculo emocional con su talento. No se trata de un asunto trivial: está demostrado que una plantilla comprometida se esfuerza más, es más eficiente y más creativa.

Para ayudar a explorar este escenario, marcado por cambios e innovaciones en la forma de relacionarse con el mercado laboral, LLORENTE & CUENCA presenta ocho tendencias en la gestión del compromiso a seguir en 2019:

1. People Analytics

El talento quiere ser escuchado y el concepto de la encuesta de clima comienza a superarse. Las personas se comportan como consumidores, con lo que reclaman poder aportar feedback continuamente que medirá no sólo su satisfacción, sino su nivel de compromiso con la empresa.

2. Gig Economy

La aparición de nuevos tipos de relaciones entre empresas y profesionales urge a reforzar la cultura corporativa, clave para lograr enganchar emocionalmente a un talento que divide su tiempo entre muchos proyectos profesionales diferentes (con la consiguiente dificultad para identificarse plenamente con ellos).

3. Postdiversidad

Se está pasando progresivamente de una diversidad “higiénica” a una diversidad competitiva: las empresas que apuestan por la diversidad no sólo son más éticas, sino también más competitivas y eficaces en el mercado. Ser diferente por ofrecer un ambiente diverso es algo a perseguir, ya que es una cualidad atractiva y valorada por el talento.

4. Microlearning

Con proyectos cada vez más desafiantes, se necesitan facilitar soluciones de formación flexibles para empoderar al talento y que guíe su carrera, de forma personalizada, hacia sus propias metas.

5. Employee Advocacy

Al igual que para comprar un producto online nos guiamos por las valoraciones de otros compradores, en el caso de la marca empleadora los profesionales son los portavoces más legitimados, auténticos y creíbles a la hora de construir reputación.

6. Employee Experience

Cuidar la experiencia del talento igual que se cuida de los clientes, desde la selección hasta el alumni. Las compañías deben trabajar para crear experiencias significativas y personalizadas, donde se mezclen crecimiento personal y profesional, propósito significativo o ambiente de trabajo gratificante, entre otros.

7. Hipertransparencia

La transparencia es un elemento generador de confianza puertas adentro (lo que redunda en mayor compromiso) y de marca empleadora (puertas afuera). En la era de la información, que el talento pueda conocer cómo funciona una empresa es una de las principales herramientas de atracción y fidelización.

8. Inteligencia Artificial

Es uno de los grandes debates actuales. No se trata de destrucción de puestos de trabajo, sino de disrupción del modo de trabajo y las mejoras que trae consigo, como la simplificación de procesos para que los gestores del talento puedan centrarse en generar valor añadido.

Para Luis González, director del área Talent Engagement en LLORENTE & CUENCA, el employee advocacy es uno de los grandes retos: “La importancia del profesional en la compañía no sólo está adquiriendo una mayor relevancia, sino que algunas empresas ya lo están haciendo su principal pilar de atracción de talento. Lo más importante es hacer que tu talento sea consciente de su rol como embajador de la compañía”.

Jon Pérez, gerente de esta misma área, afirma que “la velocidad a la que se suceden los cambios tecnológicos y culturales que modifican la información, la comunicación, las relaciones o los user experience obliga a las compañías a esforzarse para ofrecer al talento una experiencia de compañía a la altura de unas expectativas cada vez más exigentes”.

Este informe confirma algunas de las ideas ya propuestas en el estudio ‘La Guerra por el Talento’, publicado en 2017 por LLORENTE & CUENCA, en el que se entrevistó a cerca de medio centenar de expertos en gestión del talento de las compañías más relevantes presentes en España.

Valora este post
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *